Números 1:1-4:20

1 IHVH [HASHEM] habló a Moshé en el desierto de Sinaí, en la Tienda del Encuentro, en el día primero del mes segundo, en el segundo año de su salida de la tierra de Egipto, diciendo: 2 Tomad el censo de toda la congregación de los hijos de Israel por sus familias, por las casas de sus padres, con la cuenta de los nombres, todos los varones por sus cabezas. 3 De veinte años arriba, todos los que pueden salir a la guerra en Israel, los contaréis tú y Aharón por sus ejércitos. 4 Y estará con vosotros un varón de cada tribu, cada uno jefe de la casa de sus padres.

INTRODUCCIÓN AL LIBRO DE NÚMEROS

AUTOR: Moisés  FECHA: 1450-1410 a.C.

 Título:    Bamidbar es acertadamente, el título en hebreo del libro, tomado del primer versículo, significa “en el desierto de“, ya que la mayor parte del libro registra la historia de los israelitas durante los cuarenta años de peregrinación en el desierto.

 La Septuaginta, traducción del Antiguo Testamento al griego, le da el título de Arithmoi (Números) debido a la importancia dada a los censos (caps. 1-3, 26).

 La Guemará lo llama (Sefer Ha-Pikudim)

 La Guemará y la Mishná juntas forman el Talmud.

 El Mishnah es el texto base.

 Y la Guemará es el comentario y análisis que lo completa. Proviene de גמר: (gamar) ‘completar’ (en hebreo) o ‘estudiar’ (en arameo).

Trasfondo histórico:        El relato abarca el período comprendido entre la salida de Israel de Egipto y la llegada a Canaán.

 Exactamente un año después de la salida de Egipto, los israelitas se reunieron en el monte Sinaí para recibir las instrucciones de la Ley y del tabernáculo (como aparece en Levítico).

 El libro de Números continúa la narración histórica un mes después de la conclusión del libro de Éxodo (cp. Ex. 40:2 y Nm. 1:1).

 El libro relata la peregrinación y el deambular durante 39 años de Sinaí a Cadesbamea, a través de varios lugares en el desierto y, finalmente, a las llanuras de Moab, cruzando el río Jordán desde Jericó.

 Tema:       La lección principal del libro de Números es que el pueblo de Dios para poder avanzar debe andar por la fe y confiar en Sus promesas.

Como un apoyo de este tema, el libro relata la incredulidad y el descontento del pueblo en general (11:1) como de María y Aarón (12:1), el rechazo en Cades-barnea de la oportunidad de entrar en la tierra prometida (14:2), el fracaso del mismo Moisés (20:12) y la adoración de ídolos (25:3).

Aún así, a pesar de los constantes fracasos del pueblo, el Dios de Israel, fiel a Su pacto, milagrosamente les socorrió durante esos años de rebelión y peregrinación y finalmente los llevó a la tierra prometida.

Bamidbar significa “en el desierto

ISAIAS 40:1-11  Consolaos, consolaos, pueblo Mío, dice vuestro Elohim. 2 Hablad al corazón de Ierushaláim; decidle a voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado es perdonado; que doble ha recibido de la mano de ADONAÍ por todos sus pecados.

3 Voz que clama: En el desierto Preparad camino a ADONAÍ;  enderezad calzada en la soledad a nuestro Elohim.

4 Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y colina; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane.

5 Y se manifestará la Gloria de ADONAÍ, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de ADONAÍ  ha hablado. 6 Voz que decía: Da voces. Y yo respondí: ¿Qué tengo que decir a voces? Que toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo. 7 La hierba se seca, y la flor se marchita, porque el viento de ADONAÍ  sopló en ella; ciertamente como hierba es el pueblo. 8 Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la Palabra del Elohim nuestro permanece para siempre.

Romanos 9:19-33

Sin quejas para que podamos entrar

 19 Pero me dirás: ¿Por qué, pues, inculpa? porque ¿quién ha resistido a Su voluntad? 20 Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Elohim? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? *[Isa 29:16, 45:9] 21 ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? 22 ¿Y qué, si Elohim, queriendo mostrar Su ira y hacer notorio Su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, 23 y para hacer notorias las riquezas de Su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que Él preparó de antemano para gloria, 24 a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los Iehudim, sino también de los gentiles? 25 Como también en Oseas dice:

 Llamaré pueblo Mío al que no era Mi pueblo, Y a la no amada, amada.

26   Y en el lugar donde se les dijo: Vosotros no sois pueblo Mío, Allí serán llamados hijos del Elohim viviente. *[Ose 2:25(23), 2:1(1:10)]

 27 También Isaías clama tocante a Israel:

 Si fuere el número de los hijos de Israel Como la arena del mar,

 Tan sólo el remanente será salvo;

Mi deseo es que tu y yo asi como Caleb [Perro] y Josue [Adonai es salvación], podamos llegar a la tierra prometida.

Shalom