Levítico 1:1-5:26[6:7]

Reflexiones sobre la Parashá

LA PEQUEÑA ALEF

“Y Él llamó…” (Vayikrá1:1)

1 ADONAI llamó a Moisés, y habló con él desde el tabernáculo de reunión, diciendo:

2 Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguno de entre vosotros ofrece ofrenda a IHVH, de ganado vacuno u ovejuno haréis vuestra ofrenda.

¿Cómo es posible que le haya faltado tinta a Moshé?

Si te fijas en un Séfer Torá, vas a ver que la primera palabra de Vayikrá (Levítico) está escrita de un modo inusual.

La última letra de esa palabra, la alef de Vayikrá, está escrita mucho más pequeña que el resto de la  palabra.

Vaikra 3

¿Por qué?

Cuando Hashem le dijo a Moshé que escribiera la palabra Vayikrá, que significa “Y Él llamó…”, Moshé no quiso escribir esa última alef, porque sintió que esa letra le confería a él mucha importancia.

¿Cómo iba a escribir que Hashem lo llamo a él?

¿Quién era él, para que Hashem lo llamara?  Un simple mortal.

Moshé habría preferido escribir “Vaikar” “que significa Y sucedió (que Él encontró a Moshé…)”, como si Hashem hubiera salido y se hubiera encontrado de pronto con Moshé;

Como si Él no hubiese hecho absolutamente ningún esfuerzo para aparecérsele.

A pesar de las protestas de Moshé, Hashem le dijo que escribiera “Vayikrá”, “Y él llamó”.

Moshé puso una alef al final de la palabra, tal como Hashem le había encomendado, pero la escribió más pequeña

¿Qué simboliza la alef pequeña?

La alef es la letra que representa la voluntad, el ego.  

Es la primera letra de la palabra “Yo”, (Ani, en hebreo).

Cuando una persona se ve a sí misma como una Alef grande, el Numero Uno, Le está usurpando la corona a Aquél que en verdad es Uno.

Por el contrario, cuando el individuo se ve a sí mismo como una alef pequeña, está dejando lugar para que habite en él la Presencia Divina.  (No tiene la cabeza hinchada con el “algodón de azúcar” del egocentrismo).

Moshé fue el más humilde de todos los hombres.

Moshé se hizo a sí mismo demasiado pequeño como el más insignificante en este mundo.

No quiso ni siquiera ser una alef  pequeña.  

Moisés percibió que hay una sola Alef en toda la  Creación, un solo Número Uno: El Cual es Hashem. 

Moshé empequeñeció tanto su propia alef, su propio ego, y fue a él, a quien le fue entregada la Torá.

Números 12:2-3  Moisés un hombre humilde

2 y dijeron: ¿Es cierto que el Señor ha hablado sólo mediante Moisés? ¿No ha hablado también mediante nosotros? Y el Señor lo oyó. 3 (Moisés era un hombre muy humilde, más que cualquier otro hombre sobre la faz de la tierra.)

Juan 3:28-36

Juan el bautista, también reconoció el Alef mayor y dijo: Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.

28 Vosotros mismos me sois testigos de que dije: Yo no soy el Mashíaj, sino que soy enviado delante de él. 29 El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido. 30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.

31 El que de arriba viene, es sobre todos; el que es de la tierra, es terrenal, y cosas terrenales habla; el que viene del cielo, es sobre todos. 32 Y lo que vio y oyó, esto testifica; y nadie recibe su testimonio. 33 El que recibe su testimonio, éste atestigua que Elohim es veraz. 34 Porque el que Elohim envió, las palabras de Elohim habla; pues Elohim no da el Espíritu por medida. 35 El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado en su mano. 36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Elohim está sobre él.

Mateo 11:7-15

7 Mientras ellos se iban, comenzó Iahoshúa a decir de Juan a la gente: ¿Qué salisteis a ver al desierto? ¿Una caña sacudida por el viento? 8 ¿O qué salisteis a ver? ¿A un hombre cubierto de vestiduras delicadas? He aquí, los que llevan vestiduras delicadas, en las casas de los reyes están. 9 Pero ¿qué salisteis a ver? ¿A un profeta? Sí, os digo, y más que profeta. 10 Porque éste es de quien está escrito:

He aquí, yo envío mi mensajero delante de tu faz,

El cual preparará tu camino delante de ti. [Mal 3:1]

11 De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista; pero el más pequeño en el reino de los cielos, mayor es que él.

14 Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que había de venir. 15 El que tiene oídos para oír, oiga.

Filipenses 2:3-11  LA ENSEÑANZA DE ESTA PARASHÁ PARA NOSOTROS

Humillación y exaltación de Yeshua (PARA QUE SIGAMOS SU EJEMPLO)

3 Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo, 4 no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás. 5 Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Yeshúa el Mesías, 6 el cual, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres. 8 Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le confirió el nombre que es sobre todo nombre, 10 para que al nombre de Yeshúa se doble toda rodilla de los que están en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra, 11 y toda lengua confiese que Yeshúa el Mesías es Señor, para gloria de Dios Padre.

Shabat Shalom