En esta Parashá vemos que es hay dos caminos, el camino de José (Yeshúa) y el camino de sus hermanos (Escribas y Fariseos). José tenía la visión de ir hacia afuera. Los sueños o visiones de José (Yeshúa) son más grandes que la de sus hermanos. (Escribas y Fariseos)

El camino de los hermanos, es que eran pastores, que era el mismo camino de Abraham, Isaac y Jacob, ellos también eran pastores, sin embargo José tenía otro camino.

¿Porque la Tora enfatiza una y otra vez que eran pastores? ¿Por qué es tan importante lo que hacían? Significa que eran personas Santas, dedicadas a Elohim, especialmente Abraham, Isaac y Jacob. Siempre estaban en comunión con Elohim, sin embargo eran pastores.

Sus hermanos se burlaban de él (José) y lo odiaban pero su padre meditaba y lo amaba. Sus hermanos no entendían a José. No podían entender este camino, pero Jacob amaba a José y quería que sus hermanos siguieran el camino de él.

Gen 37 Verso 4 Por esta razón los hermanos más lo odiaban y no podían hablar con él en paz. שלם A la palabra Shalom שלום le falta la letra ¿vav? Que significa conexión. La letra vav significa clavo, gancho. No había conexión entre José y sus hermanos, ellos no podían entender el camino de José, por eso no había paz.

Cuando una persona no entiende este camino su paz es escrita en los cielos sin la vav.

El otro punto es que en  Gen 37 Verso 12 sus hermanos fueron a apacentar las ovejas de su padre y Rashi dice que no fueron a apacentar las ovejas de su padre sino que fueron a apacentarse así mimos. ¿Qué significa esto?

La palabra alef, tav,  tiene dos puntos sobre ella.

El alef, Tav, fue con lo que Elohim creo el mundo, que representan las 22 letras de la Tora.

El estudio de la Tora de los hermanos de José, tiene dos puntos sobre ella. Esto significa que la palabra (La Torá) de ellos era débil. ¿Por qué?  Porque su estudio era solo para apacentarse a ellos mismos.

El punto a entender, es que debemos salir de nuestra comodidad espiritual e ir al mundo y vivir en medio de ellos para poder ser una luz en medio de gran oscuridad, sin envolvernos en el pecado, manteniendo nuestra fe con integridad y verdad. Marcos 4:21-25 21 Y les decía: ¿Acaso se trae una lámpara para ponerla debajo de un almud o debajo de la cama? ¿No es para ponerla en el candelero? 22 Porque nada hay oculto, si no es para que sea manifestado; ni nada ha estado en secreto, sino para que salga a la luz. 23 Si alguno tiene oídos para oír, que oiga. 24 También les decía: Cuidaos de lo que oís. Con la medida con que midáis, se os medirá, y aun más se os dará. 25 Porque al que tiene, se le dará más, pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.

Este es el mensaje de la Parashá Vaieshev que se lee en un tiempo muy oportuno y por lo regular siempre en el mes de kislev, en el tiempo de la fiesta de Janucá (fiesta de dedicación/fiesta de las luces).

¿Cuál es el mensaje de Janucá?

El mensaje de Janucá es que tomamos las velas, no como las velas del Shabat que encendemos en nuestras casas, sino que se tomas las velas y se encienden en la calle, deben encenderse fuera de la casa.

¿Por qué? Porque el poder que se nos da en Janucá es el de ser como José (recordemos que Yeshúa fue engendrado en Janucá). El poder que se nos da en Janucá es de ser rey, no siendo intimidados por lo que nos rodea, el poder de estar en este mundo sin ser envueltos en el paganismo y mantener nuestra identidad como verdaderos hijos de Elohim. Manteniendo la Tora y de ser una luz para el mundo.